Limpia tu mente

En la foto soy yo escuchando una delicia para los oídos de cualquier ser vivo de este planeta. Los humanos lo llaman jazz, yo lo llamo simplemente una delicia. Ahora tengo más tiempo libre porque aún no tengo trabajo, aunque bueno el miércoles puede cambiar mi suerte porque tengo una entrevista. Os seré sincera, es la más importante de mi vida.  Ya os contaré de qué se trata, no os quiero adelantar nada todavía 🙂

Esta semana quería compartir con vosotros una idea que me ronda en la cabeza desde hace días y qué es lo que estoy haciendo al respecto…

He conocido a mucha clases de galletas y galletos muy diferentes entre sí. Pero aunque sean de avena, de harina integral,  de espelta o de arroz… todas las de mi raza tenemos un denominador común: somos capaces de pensar cosas muy feas sobre nuestros semejantes. Ya sea que estamos pasando una mala racha, o deseemos cosas que no tenemos… da igual, a veces pensamos cosas feas y ya está.

Ya sabéis a lo que me refiero. Os considero unas personas, galletas y animales muy listos para saber de lo que estoy hablando. Y si no lo sabéis, escribidme un mensaje privado y os lo cuento mejor personalmente.

Otra cosa de mi personalidad que también detesto es cuando, a veces, miro solamente por mis propios intereses. Aunque no me guste reconocerlo, me pasa, no siempre, pero a veces actúo de esa manera.

Mi compañera de piso humana me ha dicho que no me preocupe porque a los humanos debe ocurrirles algo similar. Me da igual, yo soy yo y no me gusta compararme con otros seres vivos.

Tras investigar exhaustivamente sobre la biología de las galletas y la personalidad de los de mi especie, he llegado a la conclusión de que no puedo erradicar esa parte de mí porque es algo innato con lo que he nacido, vivo actualmente y, en el día que menos lo piense, moriré con ello.

¡Vaya pesimista eres, María!, pensaréis muchos. Pero amigos, ¡¡¡no lo soy!!! ¿Sabéis por qué? Porque cuando no te gusta algo de ti es mejor saber lo qué es para poder combatirlo con todas las armas que tengas a tu disposición. Y si no puedes erradicar completamente el problema, al menos, haz algo para suavizar los síntomas que sufres porque así te encontrarás mejor contigo mismo. O al menos eso pienso yo.

Las dos herramientas que estoy utilizando son :

  • No tener pensamientos feos respecto a otros seres vivos ni hablar mal de ellos. Así voy a mantener limpio mi Karma. (es que ahora leo libros sobre un calvo que vestía túnicas rojas hace muchos años)
  • Sacar tiempo para ayudar a los que más lo necesiten. Hay galletas que viven en una situación peor que la mía por lo que es mi deber hacer algo por ellos por poco que sea. Por ejemplo, lo que voy a hacer es ayudar a la construcción de casas para los que no pueden permitirse una vivienda digna. Cada uno puede hacer lo que más le convenga.

He de despedirme, tengo que hacer más cosas en el día de hoy.  ¡Ánimo con la semana, colegas! Me voy a correr un rato, tengo que mantenerme en forma. El azúcar se me acumula fácilmente en la zona inferior de mi cuerpo esférico.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s