Aprende a decir no

Son las zapatillas las que verdaderamente narran las historias de los hombres. El otro día conocí a Ben 1 y Ben 2, un par de gemelos muy majos.

Mientras bebíamos un par de cervezas en un bar perdido en Barcelona, decidí ser como ellos. Quiero vivir todas las experiencias que me contaron.

Quiero escalar montes, enguarrarme en el fango de los conciertos y llorar cuando tenga que hacerlo para luego reír hasta que el trigo de mi estómago reviente por el suelo.

Quiero ver mundo para que pueda perderme por las calles de esas ciudades que nadie suele visitar y llorar de desesperación hasta que vuelva a encontrarme.

Y esto solo es un ápice de todo lo que quiero y lo voy a hacer hasta que mi cuerpo diga basta.

No quiero perder más el tiempo justificando lo que hago o dejo de hacer, no quiero que llegue un día en el que me arrepienta de no hacer las cosas por el miedo de no hacerlo o de el qué dirán.

Vida sólo una y ya he perdido mucho el tiempo en cosas que no merecen la pena por eso he dicho basta a las galletas que no me hacen bien, basta a antiguas conductas tóxicas para mí… Basta a todo lo malo. O al menos ahora ya sabré reconocerlo.

Hoy no he podido quitarme esta canción de la cabeza. Mañana supongo que será otra.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s