No es un camino de rosas

Una vez cuando era pequeña, mi padre me dijo algo que se me quedó tan grabado en la mente. ¨Nadie te va a dar nada por cuatro duros, María¨.

No sé por qué me ha venido ahora esta frase a la mente pero aquí estoy aquí, sentada en la repisa de la ventana, escribiendo estas líneas para vosotros, pensando sobre este tema.

Todo esto me ronda en la cabeza desde que he aterrizado a Madrid de nuevo. Este fin de semana he pasado un fin de semana con mis padres..

Colegas, ha sido ¡increíble! Mis señores progenitores, en especial mi padre, me ha dicho que se siente orgulloso de mí. ¿Os lo podéis creer? Yo no la verdad. Me dijo que le recordaba a él de joven por todo lo que me había arriesgado en emprender una nueva vida lejos de ellos. Y que ya que me había establecido en una nueva ciudad sobreviviendo por mi misma lo que tenía que hacer era poder empezar a vivir de verdad. Ese va a ser mi siguiente objetivo.

Me he dado cuenta de todo lo que he hecho para estar hoy aquí. Puede que todavía me quede muchas cosas por conseguir, pero sé que con constancia lo lograré. Cueste lo que cueste. Dicen que no es bueno hablar al resto del mundo de las dificultades por las que uno pasa a lo largo de la vida, pero ¿sabéis qué? Que me da igual. Así de simple.

Me da igual reconocer que lo he pasado mal y que, a veces, lo paso mal porque la vida no es fácil. Que trabajo once horas diarias para poder vivir por mi cuenta, que estoy muy cansada cuando llega el fin de semana, que me encantaría hacer más planes, etc., pero esta es mi vida ahora, y voy a disfrutarla a pesar de todo.

Si alguien piensa que la vida es una camino de rosas, está muy equivocado. Si lo piensas, colegas, deberías de despertar del sueño eterno en el que se encuentra.

En la vida nadie te va a dar nada regalado y , puede que las circunstancias no sean las mejores en este momento, pero os digo, o al menos en mi subconsciente utópico, que si trabajas de manera constante y enfocando bien el objetivo que quieres alcanzar…Algún día, ese sueño dejará de serlo para hacerse realidad.

Hasta aquí por el día de hoy. Hasta mañana, colegas. Mañana es martes y, como sabéis, me gustan los martes.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s